Categoría: mascotas

¿Por qué debemos cuidar la salud bucal de nuestras mascotas?

Aunque no siempre le prestemos atención, este tema es de gran relevancia si tenemos una mascota. Las revelaciones que dio el veterinario Omar Navarro junto al odontólogo y también veterinario Enoc Navarro señalan que si un animal tiene una muy mala salud bucal es porque seguramente el resto de sus órganos se encuentren igualmente de la misma manera.

Por existir una amplia variedad de animales y razas, cada una posee distintas características bucales, como en el caso de los gatos y los perros, que sus bocas están compuestas de muchas glándulas salivales, lengua, papilas, úvula, etc., que se encuentran en constante peligro debido a que sus dientes son más propensos a tener caries o fracturarse hasta romperse. Por esa razón deben estar siempre en óptimas condiciones porque estos lo ayudan a su  alimentación y de igual manera, como defensa.

Como son animales, ellos no nos harán saber cuándo y en qué momento tienen alguna molestia en sus bocas, así que ante todo debemos asumir la responsabilidad como lo hicimos desde el momento en el que decidimos tenerlo. Es muy importante que los dueños los lleven regularmente a citas con el veterinario para sus respectivos chequeos, así podrán evitarse algunos posibles inconvenientes en la boca de nuestras mascotas.

También es sumamente importante que asistamos junto a ellos a las citas con el veterinario, porque como nosotros las conocemos a la perfección podremos así, facilitarles a los expertos la información necesaria referente a los comportamientos habituales y los actuales síntomas que exterioriza nuestro fiel compañero. Otra cosa que debemos acotar a esto es que no debemos humanizar  a nuestros animales, es decir, muchas veces le damos un poco de lo que usualmente servimos en nuestro plato,  y no debe ser así, nuestro deber como dueños es otorgarle las necesidades imprescindibles que tienen como especie.

Si el animal no es violento, no se anestesia para los chequeos y exámenes  que deben hacérsele, pero si es para realizar algún tratamiento correctivo es necesario que éste se encuentre sedado para ejecutar estos procedimientos, sean desde unos simples tratamientos estéticos o blanqueamientos hasta alguna cirugía maxilofacial.